Se ha producido un error en este gadget.

29.7.12

LOS MIEMBROS DE LA GUARDIA CIVIL SON UNOS PARIAS

 

 

Los guardias civiles se convierten en parias

"Somos militares cuando existen avances, y funcionarios cuando nos recortan el sueldo. Tenemos cuarteles en ruinas, estamos oprimidos sin sindicatos.... Somos ciudadanos sin derechos, los ´parias´ de los cuerpos de policía. El Gobierno nos empobrece aún más al reducir una paga de nuestro sueldo mileurista y nos quita días de vacaciones..."


ANTONIO RUIZ SASTRE En estos días los españoles hemos sufrido el ya bautizado como recortazo por unas medidas económicas extremas que jamás habíamos conocido. Subida del IVA, recortes en las ayudas a la dependencia, recortes en los derechos retributivos y laborales de los empleados públicos, robo de la paga de Navidad, castigo salarial por enfermar y recorte de los días de vacaciones.
Entre los empleados públicos se encuentran los guardias civiles, que han recibido este recortazo como un verdadero atraco de los pocos derechos laborales que tenían, como los días de vacaciones, derecho que hemos adquirido desde hace solo tres años; como dice el refranero, en la casa del pobre, dura poca la alegría.
Los empleados públicos no somos esos trabajadores privilegiados que solo toman café y no cumplen con sus obligaciones, imagen con la que el Gobierno se ha dedicado a intoxicar durante los últimos meses para hacernos copartícipes de la crisis que los españoles no hemos creado, y mucho menos los empleados públicos con sueldos siempre inferiores a los que percibían sus homólogos en el mercado laboral.
Y qué decir de los guardias civiles, militares sin serlo, policías de tercera clase, víctimas mudas durante años del terrorismo, servidores públicos callados y cumplidores. Los guardias civiles siempre han estado en el ostracismo, con sueldos más bajos que el resto de policías, con vacaciones inferiores al resto de empleados públicos, siendo militares cuando existen avances, y funcionarios cuando nos recortan el sueldo, con cuarteles en ruinas, siendo oprimidos sin sindicatos y con asociaciones profesionales de corto recorrido. En resumen, ciudadanos sin derechos y los ´parias´ de los cuerpos de policía.
Y llegado este momento, el Gobierno nos empobrece aún más, reduciendo en una paga nuestro sueldo mileurista, nos quitan días de vacaciones, cuando muchos guardias civiles se encuentran a mil kilómetros de sus familias, y por si aún no fuera suficiente nos castigan por enfermar, ya que perdemos el 50% de nuestro sueldo los días de baja médica. Efectivamente, nos reducirán el sueldo bajo la excusa de que padecemos enfermedades imaginarias, trabajadores que durante su vida laboral lo hacen siempre a turnos con innumerables noches y días festivos o enfrentándonos a situaciones donde muy fácilmente podemos lesionarnos o contagiarnos de enfermedades, o simplemente que nuestra psique se vea desbordada por el estrés del trabajo, que ya les aseguro es muy alto. Con sueldos casi mileuristas, un guardia civil con familia no llega a final de mes y ahora tampoco podrá hacer regalos en Navidad a sus hijos.
¿Acaso no había alternativa a los recortes? Los guardias civiles pensamos que muchas, a poco que se utilice el raciocinio; otra cuestión es que políticamente no interesen. ¿Alguien ha pensado en reorganizar los acuartelamientos de la Guardia Civil haciendo desaparecer los pequeños e ineficaces, mejorando la seguridad pública y racionalizando los recursos humanos y materiales? ¿Alguien ha pensado en unificar el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil y así mejorar sustancialmente la seguridad pública, al tiempo que se racionaliza y economiza en plantillas, comisarías y cuarteles y material? ¿Alguien ha pensado en reducir el numero de 33 generales y recortar los privilegios de los mandos en la Guardia Civil? Es un lujo tener 29 generales y cuatro tenientes generales y mucho más sus coches oficiales, sus sueldos, sus complementos de productividad, etc.
Sin irnos más lejos podemos comprobarlo en nuestra Región, ya que en Murcia recientemente se ha formalizado el Sector de la Agrupación de Tráfico al mando de un comandante de la Guardia Civil, organismo innecesario y que, por otra parte, ha supuesto un aumento del gasto, y más en concreto la asignación de un coche oficial Opel Insignia de gasolina cuyo precio ronda los 50.000 euros, que por lo emás podría ser la paga de Navidad de cincuenta guardias civiles. Derroche que nos parece innecesario y vergonzoso, además de humillante al tener que perder parte de nuestro sueldo para que asignen coches oficiales a los diversos mandos de la Guardia Civil.
El Sindicato Unificado de Policía ha decretado la «declaracion de conflicto colectivo» y el «trabajo a Reglamento», y la Asociación Unificada de Guardias Civiles secunda estos actos en la medida de sus posibilidades. Con todo esto ¿los guardias civiles van a dejar de cumplir con sus obligaciones? Nunca. Los guardias civiles continuarán persiguiendo el delito y atendiendo a los ciudadanos, acudiendo con urgencia cada vez que sean solicitados. Otra cuestión será la motivación que tengan los guardias civiles para cumplir con el resto de funciones.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario, seguro que todos aprendemos algo de ti.